Otro ejemplo de cómo la protección y la criminalización se unen en la represión y control social de la infancia…

by

Solo invitamos a la lectura de la noticia de prensa que se publica a continuación. A ver dónde queda el interés del menor, ahora la contención es protección. ¡Qué sinvergüenzas!


La Fiscalía de Menores de Valencia ha comenzado a pedir medidas de contención a los centros de protección donde han quedado internados los 25 niños que convivían con tres parejas de adultos en dos domicilios -todos de nacionalidad rumana-, tras la intervención policial que terminó con la detención de los supuestos padres.
Esta es la primera vez que se aplica el protocolo de actuación para la protección de los menores, que fue firmado el pasado 21 de septiembre con la Conselleria de Bienestar Social, el Decanato de los juzgados de Valencia y las fuerzas de seguridad.
Las medidas de contención consisten en que los niños no puedan ser sacados de los centros, incluso cuando se presenta un adulto con un documento que acredite su custodia hasta que se certifique que es verdadera y que tiene medios lícitos para su cuidado.
Antes, la policía trasladaba a los niños que cogían mendigando o delinquiendo por la calle, y llamaba a los padres, si podían ser localizados. Si el menor no se escapaba antes, llegaban los supuestos padres y lo recogían, con lo que ya no se podían hacer nada.
Ahora, con estas medidas, el centro no puede dejarlos salir, salvo que el supuesto familiar acredite la filiación del menor con documentación auténtica y autentificada por la Brigada de Extranjería. También se exige que se averigüe la situación en la que viven, es decir, los medios de vida lícitos con que cuentan para el cuidado del niño.
Como adelantó ayer Levante-EMV, las investigaciones policiales llevaron anteayer a la detención de dos matrimonios que vivían en un piso de Valencia con unos 15 niños, y a otra pareja que habitaba una nave abandonada del barrio de Nazaret junto a una decena de menores.
Los niños tienen entre dos meses y 17 años. De éstos, hay unos diez que tienen entre dos meses y cinco años. Los otros diez están por debajo de los 14. Luego hay un menor con 14 años, dos con 15 y otro de 17. Estos últimos son los únicos imputables legalmente.
Casi todos tenían ya expedientes
La Fiscalía les considera víctimas, pese a que algunos ya tenían algún expediente judicial abierto por alguna intervención policial al habérseles detenido mientras mendigaban o robaban tanto en cajeros automáticos como al descuido. La fiscal explicó que, «de prácticamente todos, hay abiertos expedientes de protección en la Fiscalía». En este sentido, el nuevo protocolo de actuación les declara automáticamente en desamparo.
Según la fiscal encargada del caso, «muchísimos de los menores ya están reseñados por la policía por otras intervenciones en las que se les había llevado al centro y de ellos se sabe que los detenidos no son sus padres». Los adultos con los que convivían presentaban fotocopias del libro de familia o de la partida de nacimiento en los que se hacían pasar por sus tíos.
Bienestar Social ha asumido la tutela de veinticinco menores tras la detención de los seis adultos en la operación contra los robos al descuido en cajeros. Cinco familias de acogida urgente se han hecho cargo de cinco niños y los otros veinte han sido distribuidos en cuatro centros de la Conselleria de Bienestar Social. Las familias han acogido a los menores más pequeños, según precisaron fuentes de Bienestar Social. Los niños tutelados tienen entre dos meses y diecisiete años. Los seis mayores de edad pasarán a disposición judicial en las próximas horas. Consideran desmantelada la red La policía considera que está desmantelada la banda que a los largo de los últimos seis meses había venido cometiendo centenares de robos en cajeros automáticos valiéndose de niños rumanos a los que distribuían a diario por distintos puntos de Valencia y obligaban a recaudar determinadas cantidades de dinero.

De esto a declarar en desamparo a cualquier niño o niña que tengan padres en situación irregular queda un paso mínimo.

Anuncios

Una respuesta to “Otro ejemplo de cómo la protección y la criminalización se unen en la represión y control social de la infancia…”

  1. f,a Says:

    Yo soy una de las familia de acogida que tiene dos de los menores rumanos que fueron encontrados en la redada de Valencia ,y puedo deciros que practicamente ningun menor que paso a estar en centros estan ya en ellos .Puesto que son mayorcitos y como los centros son de puertas abiertas ,eso quiere decir que pueden salir y tienen que estar a hora de la comida y a la hora de la cena ,salieron y no han vuelto ,y eso que sus supuestos padres estan privados de libertad ,pero los acogen otros compatriotas y los esconden.
    A nosotros nos lo hacontado la misma policia ,puesto que algunos son hermanos de los que tenemos nosotros acogidos ,entonces no hay tal contención en los centros ¿quien miente, ya no lo se ?si es la prensa o es la propia policia .Lo unico claro es que los unicos menores que no estan en la calle y estan”protegidos”son los que estan en familia de acogida y los bebés que estan en la casa cuna .

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: