Archive for 26 octubre 2007

AMNISTÍA INTERNACIONAL DENUNCUA EXPULSIONES ENCUBIERTAS DE MENORES NO ACOMPAÑADOS

octubre 26, 2007


Al menos 11 sentencias judiciales alertan sobre graves irregularidades
en las reagrupaciones familiares

 

Madrid.- Amnistía Internacional (AI) está preocupada porque en España se podrían estar llevando a cabo expulsiones de menores extranjeros no acompañados, disfrazadas de reagrupaciones familiares. Un procedimiento que vulnera los derechos de los menores extranjeros que se encuentran en nuestro país en situación irregular, ya que al ser la reagrupación familiar un proceso administrativo, se les niega el derecho a la asistencia letrada.

 

“Hemos detectado numerosas irregularidades en los procesos de reagrupación familiar de los menores no acompañados, que en realidad las convierten en expulsiones. Y esto es paradójico, porque cualquier adulto extranjero con situación administrativa irregular tiene derecho a contar con la asistencia de un abogado, tal y como recoge la Ley de Extranjería. Pero a los menores se les está negando este derecho”, señala Virginia Álvarez, responsable de política interior de Amnistía Internacional España.

 

Según datos de la Fiscalía de Extranjería, a lo largo de 2006 se incoaron 1.300 expedientes de repatriación de menores, la mayoría marroquíes, y 111 casos fueron repatriados. Hasta julio de 2007, 15 menores habían sido repatriados a sus países de origen. “Nos preocupa que no haya garantías para los cientos de menores que están esperando su reagrupación familiar”, comenta Virginia Álvarez.

 

La organización ha hecho llegar por carta a las autoridades españolas y a la Fiscalía General del Estado, ésta y otras preocupaciones, en el marco de la 28ª Conferencia de Ministros de Justicia de los estados miembros del Consejo de Europa que se celebra hoy y mañana, 25 y 26 de octubre, en Lanzarote, donde se abordan los problemas de acceso a la justicia para grupos vulnerables, entre ellos, inmigrantes, solicitantes de asilo, y menores. En el informe presentado por el Ministro de Justicia español para esta Conferencia, aunque se identifican algunos problemas que afectan a los menores extranjeros no acompañados , no se reconoce la indefensión de estos menores en España ante los procedimientos y decisiones administrativos de repatriación, indefensión que se pone de manifiesto a través de las irregulares detectadas en diversas sentencias relativas a estos procedimientos.

 

Irregularidades detectadas

Amnistía Internacional ha constatado que en al menos 11 sentencias de 2006 y 2007, en las que se recurría la repatriación de menores extranjeros no acompañados, los jueces se pronuncian sobre graves irregularidades que ponen en riesgo la seguridad de los menores y dejan de lado el interés superior del menor, recogido en la Convención de Derechos del Niño y la Niña ratificada por España, y en la legislación española, entre ellas:

 

§         Menores que no son informados del proceso que se inicia con ellos, ni se les notifica la resolución administrativa de cuándo se va a producir la reagrupación familiar. Como ejemplo, en sentencia de 11 de septiembre de 2007, el Juzgado Contencioso Administrativo 13 de Madrid donde se solicita la nulidad de la resolución de devolución de un menor a Marruecos dictada por la Delegación de Gobierno, se dice que “no consta que el menor fuera informado de la incoación del expediente, ni se le diera audiencia en él, ni que se le notificara o se intentara notificar la resolución del mismo”.

 

§         Menores que no son escuchados, ni se les permite que expresen su opinión en los asuntos que les afectan , tal y como se recoge en la propia Convención. Como ejemplo, en sentencia de 25 de septiembre de 2006 del Juzgado de lo Contencioso Administrativo 14 de Madrid, que ante un recurso contra la repatriación a Marruecos de un menor, se establece que “resulta difícil entender que se haya atendido al interés superior del menor cuando únicamente se oyó al menor en el Acta de exploración de desamparo. (Documento que se realiza en el primer contacto del menor con la administración)”.

 

§         No se investiga adecuadamente la situación del menor , no se localiza ni identifica a su familia, ni se establece ningún contacto con su país de origen. Como ejemplo, en sentencia de 31 de julio de 2007, el Tribunal Superior de Justicia de Cantabria, ratifica una sentencia que paraliza una reagrupación familiar porque ” la Administración no ha localizado ni identificado a la familia del menor y no se ha puesto en contacto con los servicios de protección de menores de Marruecos a los efectos de verificar si se dan los requisitos necesarios para la adecuada tutela del menor”.

 

En otro ejemplo, una sentencia de 13 de octubre de 2006, el Juzgado contencioso-administrativo 1 de Huesca anula la repatriación de un menor dictada por el Subdelegado de Gobierno, que se acordó a pesar de que el expediente contaba con informes de los servicios sociales a favor de la ” permanencia del menor en España“, ya que la situación de la familia no hacía de la repatriación familiar la solución más idónea. Sin embargo, se acordó la repatriación, y no se hizo ninguna gestión con los servicios sociales marroquíes.

 

Tutores que no protegen

Amnistía Internacional, en las sentencias analizadas, ha detectado cómo en diversas ocasiones las autoridades españolas que asumen la tutoría legal de estos menores, en vez de proteger sus intereses, propician las expulsiones. Dos ejemplos en la Comunidad de Madrid (CAM):

 

§         El Ministerio Fiscal, se une a la Delegación del Gobierno y a la CAM para que no se admita un recurso contra la reagrupación familiar de un menor, alegando que ya había prescrito el tiempo para presentar dicho recurso. En sentencia del 27 de abril de 2007, el Juzgado Contencioso Administrativo 15 de Madrid,   recoge que “no es lícito alegar esta extemporaneidad por parte de la Administración, cuando ella es precisamente la causante, valiéndose de la misma para propiciar la indefensión del menor”.

 

§         La letrada designada por la CAM, que debiera proteger los intereses del menor, se opuso al recurso presentado para paralizar la expulsión de un menor, esgrimiendo como principal argumento: ” …la improcedencia de la suspensión cautelar de la repatriación por provocar graves perjuicios al interés general”, además alegó la falta de capacidad procesal basándose “…en su minoría de edad, dado que en la legislación marroquí […] el menor no emancipado carece de protección capacidad procesal”, obviando así la legislación española, que expresamente reconoce esta capacidad para los menores en todos los procedimientos que les afecten directamente.

 

La falta de garantías en el procedimiento de reagrupación de los menores extranjeros no acompañados en España y las graves irregularidades detectadas, comprometen el principio de no devolución, abriendo la puerta a que los menores puedan ser devueltos a países donde no se garantiza ni su protección, ni sus derechos. De hecho, un informe de UNICEF, recoge casos de menores no acompañados devueltos por España a Marruecos en los que no se avisó a la familia, y algunos de ellos sufrieron malos tratos físicos y psicológicos por parte de miembros de las fuerzas de seguridad marroquíes.

 

Recomendaciones de Amnistía Internacional

A las autoridades españolas

 

§         Que garantice de manera efectiva y no meramente retórica los derechos de los menores no acompañados, primando el interés superior del menor, valorando en cada caso si el retorno es seguro, si es posible la reagrupación familiar, si la familia puede darle el cuidado apropiado, o en ausencia de familia, si el menor podrá acogerse a los servicios sociales del país al que es enviado. Estas garantías deben ser incluidas en todos los acuerdos bilaterales que España firme con terceros países relativos a los menores.

 

§         Que se respete en todos los casos el derecho de los menores a ser informados, a contar con asistencia letrada desde su llegada, y a ser oídos en los procedimientos que les afectan.

 

A la Fiscalía General

 

§         Que vele por el cumplimiento de la legalidad de los procedimientos y decisiones sobre menores extranjeros no acompañados, asegurando que se actúa conforme al principio del interés superior del menor, haciendo valer las normas internacionales de derechos humanos, integradas al ordenamiento jurídico español, que les protegen a los menores extranjeros no acompañados.

Anuncios

Una pequeña victoria. PARALIZADA LA EXPULSIÓN DE UN MENOR por los lazos afectivos creados en el territorio español.

octubre 23, 2007

Nuestras amigas, las abogadas de Madrid vinculadas a la coordinadora de barrios y a la parroquia de Entrevías han conseguido paralizar la expulsión de un chaval haciendo valer las relaciones sociales que éste había establecido, demostrando que por el “interés superior del menor”, el chaval estaba aquí en mejores condiciones que en cualquier otro lado, y que había podido establecer uno vínculos sociales que le daban bienestar y seguridad, por lo que la acción de la administración sería a todas luces perjudicial para él.

Por una vez, un juez, parece haber tenido un poco de sentido común.

Adjuntamos la sentencia, por lo que tiene de extraordinaria y para que pueda usarse para casos similares.

enhorabuena!!!

sentencia

ANDALUCÍA EXPULSARÁ A 1000 MENORES

octubre 14, 2007

fuente: periodico diagonal

 


Cerca de 1.000 menores marroquíes, hasta ahora acogidos en el Sistema de Protección Andaluz, serán devueltos a su país de origen por medio del “reagrupamiento familiar” a partir de septiembre, según la Administración.

menores 16

Estas repatriaciones las anunció el Gobierno autonómico de Andalucía, tras indicar que el objetivo final de la protección institucional del menor es el retorno a su familia de origen. Todo ello en nombre “del interés superior del niño” y de conformidad con los Convenios sobre la protección de los Derechos del Niño, ratificadas por el Estado español. Los otros argumentos mencionados por la Administración andaluza distan mucho de ser tan altruistas. Consisten en interpelar a las familias de origen de los Menores Extranjeros No Acompañados (MENA) y al Gobierno marroquí, para que hagan frente “a sus responsabilidades respecto a la suerte de estos menores”.

Menores cuyo número creciente “satura” las infraestructuras andaluzas de Ayuda a la Infancia. Menores que “en su mayoría, no corresponderían al perfil de protección fijado por la legislación española”, y cuya acogida pondría “en peligro” el sistema de protección andaluz, y a posteriori el español. Siguiendo con este análisis el Gobierno español no tendría obligación alguna con este colectivo, al tratarse de menores que supuestamente provienen de “familias estructuradas que pueden perfectamente encargarse de ellos”. Quedaría legitimada así la repatriación de éstos, sin incumplir sus obligaciones legales.

El anuncio de esta medida de repatriación masiva, con la que se pretende reagrupar a 988 menores sobre un total aproximado de 1.200 acogidos, permite a la Comunidad Andaluza cambiar de rumbo y lanzar un mensaje de dureza a la comunidad internacional. Andalucía se caracterizaba hasta ahora por su prudencia en cuanto a la protección de la infancia, pues, entre otras cosas, no había procedido a ninguna repatriación de MENA desde hacía más de tres años. Tras este anuncio y a imagen de Comunidades como Madrid o Cataluña, el Gobierno andaluz radicaliza su posición y aborda el fenómeno del MENA en términos de gestión ordenada de los flujos migratorios, a partir de un prisma de represión y de lucha contra la inmigración ‘clandestina’. Así se evitaría el riesgo de abrir la vía “a una nueva filial de la inmigración ilegal”, según declaraciones de Consuelo Rumí, secretaria de Estado de Inmigración.

Pero también para los medios de comunicación los MENA ya no son niños, son “inmigrantes ilegales”, o “candidatos precoces a la inmigración clandestina”, lo que influye negativamente en el imaginario colectivo. La estigmatización del colectivo MENA, ampliamente percibido como un “problema”, o incluso como una “amenaza” para la sociedad española, provoca el rechazo y la legitimación de una represión cada más extensa hacia ellos.

Esta “criminalización” -según el informe de Mercedes Jiménez Racismo institucional: Malos tratos de la Administración española a los menores extranjeros no acompañados- del MENA, definido antes por su condición de “inmigrante en situación irregular” que por su condición de menor en desamparo, sujeto de derechos y de protección especial, oculta ampliamente el hecho de que son niños antes de ser inmigrantes.

Niños en situación de riesgo y de gran vulnerabilidad, que ponen sus vidas en peligro a una edad cada vez más temprana. Numerosos colectivos y organizaciones han expresado al Gobierno central su preocupación, y al Gobierno andaluz su rechazo absoluto hacia esta repatriación masiva y represiva.

Cuestionan las condiciones en las que se efectuarán estos “retornos asistidos” y denuncian las repatriaciones sin garantía que se produjeron en otras Comunidades. Igualmente resaltan que tampoco resuelven el problema: algunos menores acumulan más de diez devoluciones y aún así vuelven a intentar la travesía, poniéndose en peligro, ya que el retorno forzado, oportunamente llamado “reagrupamiento familiar”, no corresponde ni a su voluntad ni a un interés superior. Será necesario luchar para que la sociedad civil perciba a estos niños como menores con necesidad de protección, como recordaba el Consejo de Europa, en agosto, al declarar que los menores inmigrantes “tienen los mismos derechos que los otros niños”. Sólo así podremos esperar cambiar las políticas conservadoras y represivas.

podéis encontrar más información sobre el tema en el enlace al reportaje que el periódico diagonal ha dedicado a esta realidad.

enlace diagonal menores

CURSO DE FORMACIÓN POLÍTICA PARA LA ACCIÓN SOCIAL CON MENORES (Segunda Edición)

octubre 2, 2007

cartel

De nuevo este año, algunos de los grupos de la coordinación (Burgos, Valencia y Murcia, con la colaboración de la Escuela sobre la marginación de Entrevías), nos hemos animado a poner en marcha la propuesta formativa que sugió de la necesidad de aprender y trabajar la visión del compromiso social con los chavales y chavalas, desde una mirada crítica y antagonista, y que, además, nos sirva en el día a día de los proyectos en nuestros barrios.

El curso pasado fue un éxito, con una muy buena valoración de las personas participantes y de los colectivos organizadores, y como la necesidad sigue más vigente que nunca, ofrecemos de nuevo la herramienta, ahora mejorada a partir de la experiencia, a quienes el año pasado no pudieron disfrutarla y a todas aquellas personas que quieran compartir y pensarse en grupo lo que implica intervenir en la realidad social.

De nuevo la propuesta es conjunta entre los colectivos, con actividades en las cuatro ciudades, lo que permite mostrar diferentes realidades, con distintas propuestas, lo que aporta gran riqueza al curso.

os podéis descargar el tríptico y el cartel aquí abajo:

cartel para imprimir

tríptico información